CCOO denuncia que la campaña de HazteOír atenta contra los derechos fundamentales de las personas

    La Federación de Enseñanza denuncia la campaña llevada a cabo por la organización HazteOír sobre el PIN Parental, que atenta contra los derechos fundamentales de las personas, el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, que va en contra de la propia ley educativa y fomenta el odio hacia las personas y familias LGTBI.

    30/09/2019.
    La campaña atenta contra el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, denuncia CCOO

    La campaña atenta contra el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, denuncia CCOO

    CCOO denuncia como cómplices de esta campaña a los gobiernos de las comunidades gobernadas con los votos de la extrema derecha, como Andalucía, Castilla y León, Murcia y Madrid, que van a permitir convertir los centros educativos en islas de represión y primera línea de las políticas antidemocráticas.

    La Federación de Enseñanza de CCOO advierte del ataque directo al derecho a la educación, a la libertad de enseñanza y contra el derecho a un aprendizaje conforme a una realidad diversa y plural. Dicha campaña pretende hacer llegar en los próximos meses el llamado PIN Parental, o solicitud de información previa y consentimiento expreso. Según esta campaña, las familias podrán solicitar a la dirección del centro educativo información sobre cualquier actividad que afecte directamente a los “valores familiares” en materia afectivo-sexual, "identidad y orientación sexual", "diversidad sexual y afectiva", "diferentes modelos de familia". Incumple la normativa educativa vigente y sitúa a los y las trabajadoras en la tesitura de coacción en el libre ejercicio de sus responsabilidades para desempeñar su función docente con absoluta libertad.

    Una campaña a gran escala en las comunidades autónomas que, como Andalucía, Murcia, Madrid, País Valencià y demás comunidades, chocan contra las leyes LGTBI recientemente aprobadas en cada una de ellas que garantizan los derechos de las personas y familias LGTBI, dando pie a situar el debate en términos estrictamente morales que pudieran suscitar igualmente dudas sobre cuestiones tan asentadas como la evolución o cualquier otro contenido curricular que obsesivamente consideren que hacen peligrar sus principios individuales, reaccionarios y obsoletos.

    Es necesario respetar los consensos sociales, huyendo de éticas privadas y valores individuales y de grupos particulares que solo conducen a actitudes discriminatorias y enfrentamientos. Estos no pueden ser otros que los derivados de la Constitución, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como de los que constituyen la base de una ciudadanía democrática: la libertad, la democracia, la igualdad entre los sexos, la solidaridad, la paz, el respeto a la diversidad sexual, identidad y/o expresión de género, a la diversidad étnica y cultural, la cooperación, la no violencia, el respeto a los seres humanos, a los seres vivos no humanos y a la naturaleza.

    Toda la comunidad educativa debe permanecer unida en la defensa de los derechos del alumnado a una educación acorde con los principios constitucionales mencionados anteriormente, que no puede ser otro que el de la escuela mixta, con un modelo coeducativo, aprendizaje de los afectos y emociones, científico, que posibilite a chicas y chicos un desarrollo íntegro de su personalidad.

    Organizaciones de extrema derecha como HazteOír, Vox y los gobiernos que se apoyan en ellas son herederas de épocas pasadas donde se legitimaba el maltrato de mujeres y la represión a la diversidad, y en la actualidad camuflan con campañas en nombre de un falso argumento de libertad para reprimir, encarcelar y someter a la libertad de conciencia y de enseñanza.

    CCOO adoptará las acciones sindicales oportunas y las medidas legales necesarias para contrarrestar los efectos tóxicos de la campaña de HazteOír y defender los derechos de las personas y familias LGTBI reconocidos en la diferente legislación autonómica.

    Ninguna creencia personal está por encima de los derechos fundamentales de las personas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.