La Semana de Acción Mundial por la Educación presenta su unidad didáctica para trabajar en el aula

    En España participarán más de 40.000 niñas, niños y jóvenes en más de 400 centros educativos de casi todas las comunidades autónomas.

    11/03/2019.
    Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME) 2019

    Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME) 2019

    Con la Semana de Acción Mundial por la Educación marcada en el calendario (del 1 al 7 de abril de 2019), y una agenda de actividades en más de 100 países que movilizarán a más de 27 millones de personas en todo el mundo, desde la organización se afirma que, en coincidencia con el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas, la educación debe reivindicar su papel esencial en el necesario cambio individual y colectivo de nuestros comportamientos y patrones de consumo, a fin de salvar nuestro planeta.

    Así, la Campaña Mundial por la Educación sostiene que una educación equitativa, inclusiva y de calidad puede contribuir: en primer lugar, a que "las personas sean capaces de comprender los problemas medioambientales y darles repuesta, así como de adaptarse a sus efectos negativos y reducir su vulnerabilidad. Por ejemplo, investigaciones que demuestran que los agricultores y agricultoras con mayor nivel educativo tienen una mayor capacidad de adaptación ante los efectos del cambio climático. Otros estudios apuntan que, si el progreso educativo se estanca, el número de víctimas de desastres naturales podría incrementarse en un 20% en la próxima década. Sin embargo, universalizar la educación secundaria para 2030 prevendría 200.000 muertes provocadas por desastres naturales en los próximos veinte años".

    En segundo lugar, se entiende que "formar a una ciudadanía consciente de las causas y consecuencias del cambio climático y otros problemas medioambientales, es fundamental para dotarla de los conocimientos, competencias y actitudes necesarios para buscar soluciones, cambiar sus patrones de consumo y transformar la sociedad. Por ejemplo, el aumento en la educación medioambiental favorece los cambios de valores y comportamientos tanto a nivel individual como colectivo, contribuyendo a modificar los hábitos de consumo y favoreciendo la búsqueda de soluciones a los problemas medioambientales".

    “La educación es una herramienta imprescindible para formar a una ciudadanía consciente de las causas y consecuencias del cambio climático y de otros problemas medioambientales, así como para dotar a las personas de los conocimientos, competencias y actitudes necesarios para buscar soluciones, tanto desde el punto de vista económico, social y tecnológico como, sobre todo, ético. Así, cuando las personas tienen los conocimientos, competencias y aptitudes necesarios, son más capaces de analizar sus propios comportamientos, así como de ejercer su poder como consumidores y ciudadanos/as en favor de la supervivencia del planeta y el bienestar de las personas”, sostiene el documento presentado, una unidad didáctica que estará disponible para toda la comunidad educativa en castellano, catalán, euskera y gallego) en la web: http://www.cme-espana.org/same/#1452446525798-1e2c110d-e9e3

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.