En esta lucha, la educación es nuestra arma

  • Consulta las propuestas de la Federación de Enseñanza de CCOO

Las diferentes reformas educativas no han servido para situar la estrategia educativa en parámetros que permitan superar una educación que no responde a la realidad de nuestro alumnado, no garantiza la igualdad de oportunidades y no supera la transmisión de roles y estereotipos sociales asignados tradicionalmente a un concepto binario del ser humano y a una distribución, casi invariable, de las tareas de los hombres y las mujeres.

11/03/2019.
huelga feminista 8 M educación

huelga feminista 8 M educación

La educación es un derecho fundamental y universal que debe ser garantizado por los poderes públicos. El derecho a la educación se ha de entender como un derecho a lo largo de toda la vida.

Este derecho garantiza la igualdad de oportunidades, la atención a la diversidad de todas las personas, la eliminación de cualquier tipo de dogmatismo y la compensación de las desigualdades socioeconómicas de partida. Sus señas de identidad son la inclusión, la educación para la convivencia y la paz, la sostenibilidad, la solidaridad, la eliminación de cualquier tipo de acoso y la gestión pacífica de los conflictos, frente a la discriminación o la exclusión.

Todo el sistema educativo ha de estar impregnado de un enfoque de género, desde el comienzo de la formación del profesorado, pasando por el currículo y los libros de texto, hasta los procesos de enseñanza-aprendizaje y la organización escolar.

Desde la Federación de Enseñanza de CCOO pensamos que avanzar hacia una educación no sexista no solo es imprescindible y una demanda común de todos los movimientos sociales, sino que es urgente en un contexto cada vez más beligerante.

Las diferentes reformas educativas no han servido para situar la estrategia educativa en parámetros que permitan superar una educación que no responde a la realidad de nuestro alumnado, no garantiza la igualdad de oportunidades y no supera la transmisión de roles y estereotipos sociales asignados tradicionalmente a un concepto binario del ser humano y a una distribución, casi invariable, de las tareas de los hombres y las mujeres.

El sistema educativo sigue construyendo un modelo social rígido en parámetros de binarismo, género, identidades, normatividad, capacitismo y desde un único punto de vista.

Las diferentes leyes educativas no han sabido, o no han querido, dar respuesta a la necesidad de superar una educación androcentrista, sexista y cortoplacista en la que el valor de lo masculino impera a todas luces.

PROPUESTAS DE CCOO

Desde la Federación de Enseñanza de CCOO proponemos, entre otras medidas, la necesidad de incorporar contenidos que garanticen una ruptura con el actual modelo androcentrista.

La Federación de Enseñanza ha venido reivindicando una educación integral que dote al alumnado de las herramientas necesarias para construir su propia personalidad y proyecto de vida, con plena participación en el contexto social en el que se desarrolle. Para ello, es necesario que el alumnado sea la figura principal, con plena libertad sobre sí mismo.

La escuela educa con o sin intención de hacerlo, en la acción y en la omisión, así que proponemos una manera proactiva de ponerse manos a la obra. La educación que se imparta debe ser laica, no segregadora, democratizadora y garante de la diversidad, el respeto y la vivencia plena.

MEDIDAS GENERALES

Potenciación en cada centro de programas de igualdad, bajo la supervisión efectiva de la inspección educativa previamente formada y especializada, que oriente los materiales curriculares, la organización de los centros y las prácticas del profesorado.Exigencia a todos los centros educativos, así como a las administraciones educativas, de una diversidad afectiva y sexual que promueva una educación sexual que supere los contenidos heterosexistas, para que se ofrezcan a toda la comunidad educativa programas de formación en prevención de la LGTBIQ+fobia.Nombramiento en cada centro educativo de una persona encargada de igualdad que disponga de crédito horario, recursos y capacidad de ejecución de programas específicos.Nombramiento en todos los consejos escolares de una persona que, en coordinación con la persona encargada de igualdad, preserve la puesta en marcha de cuantas actividades sean necesarias.Elaboración de protocolos de actuación ajustados a las peculiaridades de cada centro educativo, obligatorios y con la participación de toda la comunidad educativa.Debate, consenso y aprobación en el marco del consejo escolar de un plan global de detección, actuación, educación, prevención e intervención en materia de igualdad.Desarrollo del distintivo de igualdad en los centros educativos, universidades y espacios académicos.Desarrollo, implementación y financiación inmediata de las medidas en materia de educación contenidas en el Pacto de Estado contra la violencia hacia las mujeres, al igual que desarrollo de los aspectos educativos de la Ley 3/2007 para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.Programa general estatal de coeducación que sirva de referencia para todas las comunidades autónomas.Desarrollo, puesta en marcha y acuerdo de protocolos contra el acoso sexual o por razón de sexo, a favor de las diversidades, identidades y expresiones de género, que se acordará y negociará con los representantes legítimos de los y las trabajadoras.

UNA EDUCACIÓN EN VALORES ÉTICOS Y CÍVICOS

Recibir una educación en valores éticos y cívicos forma parte del derecho a la educación que corresponde a todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas. Conforme a los acuerdos y declaraciones compartidos por España en el Consejo de Europa, esta educación se incorporará a los currículos escolares de Educación Infantil, Primaria, Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Educación permanente.El proceso de enseñanza-aprendizaje de la educación en valores éticos y cívicos estará presente en todas las etapas y modalidades educativas mencionadas en el punto anterior, bien como asignatura singular y/o como materia diferenciada dentro de otra asignatura, complementada por un tratamiento transversal y actividades de participación estudiantil y gobernanza democrática en los centros escolares. Deberá incorporar instrumentos validados que permitan evaluar la adquisición de competencias sociales y ciudadanas por parte de todo el alumnado.Los objetivos de la educación en valores éticos y cívicos, siguiendo las pautas compartidas por los currículos de la mayor parte de los países europeos, serán:Conseguir una cultura y formación democrática básica.Educar en la dignidad y los derechos humanos, así como en los valores constitucionales.Desarrollar el pensamiento crítico y la capacidad de análisis del alumnado.Desarrollar valores ético-cívicos, actitudes y competencias sociales y ciudadanas.Educar en el principio de igualdad entre hombres y mujeres, y en el respeto a la diversidad de opciones identitarias y sexuales.Fomentar la participación activa en el centro escolar y en la comunidad de su entorno.Conocer el fundamento de los valores de ciudadanía y las conquistas de libertades y derechos fundamentales civiles, políticos, sociales, económicos y culturales que la han hecho posible.Adquirir las necesarias competencias para la cultura de paz, la convivencia, la resolución pacífica de conflictos y el dialogo intercultural, respetando la diversidad y las diferentes opciones ideológicas existentes.

La educación en valores éticos y cívicos tendrá garantizado el tiempo necesario para su correcto aprendizaje, dotándola de la carga lectiva horaria necesaria en todas y cada una de las etapas educativas y cursos académicos en los que se imparta.Se establecerá un sistema de alta calidad para facilitar la formación inicial de todo el profesorado, especialmente en los grados universitarios especializados en Pedagogía, Ciencias de la Educación y Magisterio. Para ello, se potenciará una moderna y generalizada Red de Centros que faciliten la formación permanente del profesorado no universitario, estableciendo planes de formación en igualdad para el profesorado que ya está en el sistema.

EDUCACIÓN PARA LA SEXUALIDAD

Tener asignaturas específicas de educación sexual, así como de equidad de género en todos los cursos de todas las etapas. Estas asignaturas específicas contemplarán, además, la formación obligatoria del profesorado en estas materias. Porque los prejuicios y los estereotipos también nos atraviesan en tanto que docentes. Porque somos parte fundamental en la perpetuación y legitimación de un sistema patriarcal y heterosexista. Es fundamental plantear propuestas para una educación en gestión de emociones, afectos y deseos.Educación de los afectos y emociones en Infantiles y Primaria que permita alcanzar objetivos relacionado con el conocimiento sobre el propio cuerpo y el de las demás personas, respeto a las diferencias, exploración del entorno, relación con las demás personas a través de pautas de convivencia en el respeto, la libertad, el afecto y la gestión de los conflictos en sentido positivo, que lleve a la adquisición de la mayor autonomía posible en un proceso emancipatorio, crítico y abierto. Utilizaremos materiales tales como Somos como somos: 12 inclusiones, 12 transformaciones, Educar en la diversidad afectiva y sexual en Infantil, Familia de colores, Cuentos para la igualdad, Cuentos feministas, Abrazar la diversidad…

CONTENIDOS CURRICULARES QUE INCLUYAN LAS APORTACIONES DE LAS MUJERES

Las administraciones educativas promoverán que los currículos, los libros de texto y demás materiales educativos no contengan estereotipos sexistas o discriminatorios, y que fomenten el igual valor de hombres y mujeres, incluyendo sus aportaciones en todos los ámbitos, a lo largo de la Historia de la humanidad, en la misma medida que se incorporan los de los hombres. Los servicios de inspección educativa velarán por el cumplimiento y aplicación de estas medidas.Incluir un número suficiente de mujeres en todas las materias, que ponga de manifiesto la realidad de la aportación de las mujeres a las artes, las matemáticas, la ciencia, el arte, la filosofía, la literatura y en todas las enseñanzas.Disponer con carácter obligatorio de materiales y recomendaciones básicas de mujeres escritoras, tanto en la biblioteca del centro como en el resto de espacios del aula.El currículo de Educación Física debe ser común al conjunto del alumnado. Los criterios de evaluación podrán ser diferentes en función de muchos factores, pero, en ningún caso, porque la persona que vaya a ser evaluada sea mujer u hombre (supuestamente). Incluyamos otras formas de entender el cuerpo y de vivirlo.Contenidos específicos en Música, Plástica y las artes en general de autoras que den referentes positivos.Desarrollar la lectura crítica y el cuestionamiento para que el alumnado tenga los criterios suficientes para cuestionar, reflexionar y tomar decisiones libremente, sin estar sometido a la manipulación informativa, intelectual, social o intencional.Desarrollar actividades con perspectiva de género. Buscar temáticas favorables a la igualdad, incorporar obligatoriamente al menos una actividad favorable a la diversidad, coeducativa, preventiva de violencias. La perspectiva de género, la aceptación de la diversidad y la prevención de las violencias tienen que estar incorporadas en cada actividad que se desarrolle en el centro educativo. Promover actividades en las siguientes fechas: 20 de noviembre (Día de la Infancia), 25 de noviembre (Día internacional contra la violencia hacia las mujeres), 1 de diciembre (Día internacional contra el VIH/ Sida), 3 de diciembre (Día internacional de las personas con diversidad funcional), 10 de diciembre (Día internacional de los Derechos Humanos), 6 de febrero (Día internacional de tolerancia 0 con la mutilación genital femenina), 11 de febrero (Día internacional de la niña en la ciencia), 8 de Marzo (Día mundial de las mujeres), 15 de marzo (Día internacional de la visibilidad trans), 26 de abril (Día internacional de la visibilidad lésbica), 15 de mayo (Día internacional de la familia), 17 de mayo (Día internacional de la LGTBIQ+fobia), 28 de junio (Día internacional del orgullo LGTBIQ+)… Cualquier motivo es bueno para promocionar la igualdad, la coeducación y el respeto a las demás personas.Desarrollar asambleas con el alumnado en todas las etapas educativas como herramienta para el impulso de la capacidad de participación activa en igualdad de condiciones.

ESPACIOS COMPARTIDOS EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

Otros espacios del centros como el patio, la puerta de entrada o los pasillos son lugares a veces proclives para ejercer violencias, acoso, discriminación, exclusión, estigmatización y llevar al sufrimiento a quienes no cumplen con las expectativas sociales asignadas a su cuerpo desde el nacimiento.

Una de las funciones obligatorias de un sistema educativo tendente a la igualdad y la inclusión es la de acompañar, acompasar el ritmo en el aprendizaje, garantizar el derecho a una socialización saludable para todo el alumnado. No obstante, el propio proceso de normalización educativa establece parámetros de medición que condicionan notablemente a todas las personas. Por tanto, una de las piezas trascendentales para la normativización de las personas son los espacios comunes de centros educativos que son considerados extraescolares por sí mismos. Igual que en muchos entornos educativos, todos los espacios de un centro pueden ser entornos educativos que afectan directamente al aprendizaje del alumnado y la relación que establece tanto individual como colectivamente con él.

Reflexionar sobre los juegos, la utilización de juguetes, la gestión del ocio individual y colectivo en el colegio, la experiencia del aprendizaje por descubrimiento en el juego y la relación del alumnado con él, ya que posee una dimensión de control del comportamiento y de la expresión emocional, motórica e intelectual de cada niña o niño. Si eres una niña deberás actuar como tal y tendrás que comportarte como se espera de ti. Existe mucho sustento teórico sobre el aprendizaje del currículo oculto, la utilización de los espacios de ocio, la importancia del juego en el desarrollo y aprendizaje.

Defender el espacio como dispositivo pedagógico, cualquier espacio debe tener una función educativa. Cuidar que el alumnado gestione sus tiempos de ocio y proporcionarle herramientas para el desarrollo sostenible y establecer reglas para el desarrollo igualitario de este espacio.Convertir el patio en un espacio de esparcimiento, vivencia positiva, libertad de acción y utilización del espacio físico y simbólico. Para ello, es muy importante conocer cómo establecer pautas educativas que den lugar a un espacio libre de sexismos, violencias, agresiones, discriminaciones y actitudes censuradoras de aquellas expresiones, acciones y patrones que no corresponden con las expectativas sociales en función del sexo, género, identidad o expresión de género.Utilización de los espacios comunes a favor de la equidad.Desarrollar actividades creativas que favorezcan el desarrollo sostenible y que no conlleven necesariamente la compra de objetos nuevos. Apostar por el reciclaje y el trueque de objetos que hemos dejado de utilizar para darles una nueva vida.La utilización en libertad de los juguetes también es vital para el juego simbólico exento de sexismos. Poner a disposición del alumnado todos los juguetes mezclados para favorecer el juego colaborativo y de libre elección. Servir de modelo del alumnado, empieza por jugar, emplear objetos y juguetes independientemente de la asignación tradicional que se les otorgue. Animar al alumnado a utilizar los juguetes pensando solo en la diversión, nunca en el aprendizaje de la experiencia con aquellos juguetes que están destinados al cuidado, la imagen o cualquier otra tarea asociada exclusivamente a las “niñas”. Dinamizar juegos activos, tradicionales de movimiento y expresión corporal que llamen a la creatividad corporal y combatan el sedentarismo.Promover espacios libres de sexismos, machismos, violencias y exclusiones. Asignar un lugar para el alumnado donde buscar alianzas. Ceder un espacio para intercambiar opiniones, denunciar anónimamente situaciones de acoso, discriminación, violencias en el centro educativo, realizar actividades autónomamente. Desarrollarlos en todas las etapas educativas.

LENGUAJE INCLUSIVO

Emplear en el centro un lenguaje no machista, empleando para hablar el femenino, el neutro e incluso otras maneras que no supongan poner siempre el énfasis en el masculino genérico. Indagar en otras maneras de nombrar y ser nombrada. Probad a utilizar genéricos neutros con el alumnado o arriesgaos rompiendo la hegemonía sexista del lenguaje y ampliad el horizonte lingüístico que sorprenda a compañeras y compañeros, al alumnado y al personal del centro.No dar la heterosexualidad por supuesta, plantearse que el mundo es enormemente diverso, y la escuela también. El afecto no obedece a normas sociales. Las realidades superan en mucho al lenguaje.Dejar ser a nuestro alumnado lo que desee ser, dejar sentir, dejar experimentar, cuidar y respetar en su diversidad. Promover la cultura del respeto a las demás personas, el respeto a nuestro entorno y el respeto a los animales, es dar paso a un avance sin precedentes.Si alguna persona solicita que le enuncien de una determinada manera, respetarlo. Posibilitar que el alumnado se nombre como mejor se sienta no molesta a nadie, no dificulta ninguna norma ni infringe ninguna regla, y facilita mucho a quienes desean vivirse en positivo. No dar por supuesto nada sobre el alumnado, proporcionándole un espacio de expresión donde pueda poner de manifiesto con total libertad sus dudas, necesidades, gustos y deseos.Elaborar un manual de buenas prácticas para una comunicación libre de sexismos, censuras, machismos, LGTBIQ+fobias y estereotipos sociales.Cambiar el lenguaje sexista en los documentos de tu centro. Enviar un escrito a la Administración educativa solicitando que los cuestionarios oficiales, documentos de datos o cualquier documentación relativa a la burocracia escolar refleje la realidad de todo el alumnado y dé visibilidad a todas las realidades en la documentación oficial. Es un pequeño gesto que ayudaría a muchas personas a estar en mejor situación.

FORMACIÓN

Formación permanente obligatoria que pondrá en marcha la Administración educativa sobre feminismos, perspectiva de género en educación, erradicación de conductas sexistas y machistas, atención a las diversidades, la importancia del lenguaje en la construcción del pensamiento, medidas de conciliación laboral y familiar, elaboración de planes de igualdad, etc.Proponer un cambio en el contenido de igualdad y formación específica en la formación inicial, siendo obligatoria la incorporación de contenidos en aquellas formaciones vinculadas al ejercicio de la función docente (grado de Pedagogía, Educación Social, Educación, Psicopedagogía...).Unidades de vigilancia en las universidades públicas. Unidad de igualdad que garantice la incorporación de contenidos curriculares en la formación inicial del alumnado, sobre todo en aquellas que requieren un contacto directo con personas.Baremar en el proceso de oposición los itinerarios formativos sobre temas de género.La formación para la igualdad deberá acreditar en todas las comunidades autónomas para la consecución de sexenios, traslados y promoción específica. Sin menoscabo del resto de formación, se dará prioridad independientemente del organismo oficial que imparta la formación.Obligatoriedad de la Administración educativa de garantizar un itinerario formativo en las administraciones públicas para la prevención de conductas machistas, sexistas y violentas.Obligatoriedad de incorporar la perspectiva de género entre los criterios objetivos para la entrega de trabajos de fin de grado, fin de máster y titulaciones propias.Utilizar fondos públicos para la elaboración de estudios, investigaciones, propuestas de intervención educativa en materia de igualdad, coeducación, prevención de las violencias, diversidades LGTBIQ+ y atención a la diversidad.Obligatoriedad de tiempo específico para la realización de, al menos, una acción formativa que garantice el conocimiento de las medidas de conciliación y derechos laborales como trabajadoras, y la incorporación de formación especializada en coeducación, educación no sexista y educación en la igualdad de hombres y mujeres para las personas en periodo de prácticas.Obligatoriedad de incorporar contenidos para la práctica en igualdad en los másteres pedagógicos fomentando una práctica docente que garantice la igualdad de oportunidades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.